Ser Zurdo Entre Diestros

Last updated by at .

Ser Zurdo Entre Diestros

Ser Zurdo Entre Diestros

Ser zurda en un mundo diseñado para diestros nunca me fue fácil. Desde escribir en el colegio girando la mano o torciendo el cuaderno para que ésta no se me cansara, el empeño por que la letra me saliera lo más parecida posible a lo que la maestra me pedía; hasta privarme de usar esas hermosas biromes de tinta en gel con glitter que arruinaban todo lo que escribía y generaban manchones indelebles en mi mano, o sentarme del lado izquierdo del banco para no chocar codos con mi compañera.

Los abrelatas!, mi peor pesadilla por años… hasta que alguien se apiadó de mí y me regaló uno “con manija” que atesoro cual joya.

Cuando quise aprender a tocar la guitarra se me presentó una disyuntiva: o le hacía caso a mi naturaleza y le cambiaba las cuerdas de lugar al mejor estilo Paul Mc Cartney, o me quedaba “fuera” cuando estaba de invitada en alguna casa… opté por poner mi mejor esfuerzo, aprender como diestra y quedar “dentro”.

Los cierres de las carteras también son un temita: si los pongo para adelante el bolsillo interno y la decoración me quedan para el otro lado… si los dejo para atrás, tiento a que alguno me lo abra. Aun no encontré una solución que me sea cómoda (salvo cuando la cartera me la tejo yo).

… y el mouse de la computadora. En mi casa ya está instalado del lado izquierdo, pero en los locutorios, hay que rogar para que el cable sea lo suficientemente largo para no tener que cruzar la mano por encima del teclado generando el famoso “nudo humano”. ¡Toda una prueba de flexibilidad y coordinación!

Y así podría seguir contando cosas interminablemente…

Aprendí a tejer de una diestra: mi abuela. Afortunadamente fue lo suficientemente sabia para tenerme toda la paciencia del mundo mientras yo tomaba, naturalmente, la aguja de crochet con mi mano izquierda y procesaba mentalmente la información que ella me daba con su mano derecha hasta que podía aplicarla… y a partir de ahí, aprender a mirar patrones “al revés”.

Y es por todo esto (que, obviamente, no sólo me pasa a mí, sino a todos los zurdos que habitamos este mundo para diestros), que decidí comenzar a hacer mis propios tutoriales de tejido diseñados para nosotros: los zurdos…

Del mismo modo que nosotros, durante años, pudimos tejer con tutoriales para diestros, estimo que igualmente, este curso que inicio hoy pueda serles útil, tejan con la mano que tejan.

¡Bienvenidos!

Fer


Autor: