¿ Por qué Tejemos ?





¿ Por qué Tejemos ?

del por qué tejemos al crochet ganchillo para zurdos

Sentirse en paz con uno mismo y con los demás

Son incalculables las motivaciones que nos llevan a tejer. En algunos casos, por tradición; en otros como modo de expresar todo nuestro amor y cariño a nuestros seres queridos o simplemente como micro emprendimiento. Cada vez más, el tejido es recetado para relajarse del yugo diario y liberar tensiones, ansiedad y estrés. También se teje para poder mirar con orgullo el trabajo terminado, y mirarlo una vez… y otra vez… y otra más…

… ¡O directamente para aislarse y no tener que discutir con la suegra!

Más allá de lo que a cada uno de nosotros nos pase cuando tejemos, esta actividad ha demostrado ser terapéutica per se.

Entre todos los beneficios que nos brinda tejer encontramos que desarrolla la atención, la concentración, la motricidad fina y la coordinación visomotora. Mejora el manejo del cuerpo en el espacio y por ende la imagen corporal. También pone en funcionamiento la creatividad y la imaginación. Es por eso que está recomendado en niños, ya que mejora su calidad de vida y desarrolla su capacidad de concentración para el estudio. Además, tejer crea y mejora los lazos con el medio ambiente, por ello se aconseja, también, en niños con trastornos de conducta, muy tímidos, o con un manejo agresivo de los vínculos.

En adultos sirve para dejar de pensar, o mejor dicho, por el nivel de concentración que requiere, para sacarnos de la rumiación mental diaria, obligándonos a poner nuestra atención en temas distintos como cantidad de puntos, de vueltas, colores, etc.

Por experiencia propia les sugiero que si están con un asunto importante a resolver dando vueltas interminables por sus cabezas, se desconecten: pónganse cómodos y tejan, olvídense del mundo por un rato, y cuando reconecten, la solución aparecerá mágicamente (no tan mágicamente, para ser precisa, hay procesos internos que actúan con tal fin cuando se lo permitimos). El tejido en estos casos sirve como soporte para ello.

Y como si fuera poco tejer genera endorfinas, y por ende, nos relaja. Nos libera de contracturas, malas posturas y hasta dolores articulares en las manos, ya que los médicos (dependiendo de la patología y el grado de compromiso), lo sugieren para la rehabilitación de funciones perdidas y/ o disminuidas.

En caso de tener que viajar en medios de transporte público (y los que vivimos en grandes ciudades sabemos lo tortuoso que puede llegar a ser esto), llevar nuestro tejido puede ser la panacea porque hace que el tiempo de viaje pase volando. Les propongo algo cómodo y adaptable como crochet, ya que el tejido a dos agujas no sólo les va a complicar el viaje a ustedes, sino que pueden llegar a ocasionar la huida en masa de todo aquel que esté en los alrededores de las agujas!

Veo que me he extendido un poco. Me quedan muchas cosas más por decir. Son tantas y tan amplias las ventajas de tejer que más adelante seguiré con este tema, pero ahora me gustaría escucharlos a ustedes…

¿Para qué tejen?

Fer




Autor: Todos los derechos reservados.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *